Categorías
#BlogCultivandoGénero

Se ha ganado el primer amparo en Aguascalientes en defensa de los derechos de las infancias y adolescencias trans

Por Fátima González Rodríguez

Somos testigos de un momento histórico para Aguascalientes. Con esto, se ha creado un precedente en el Estado para las futuras infancias y adolescencias trans que ayudará en la defensa de sus derechos. Es un momento histórico, pero también es un momento para reflexionar y hacer conciencia de lo lamentable que es que antes de este amparo no existía otro en su tipo, cuando realmente las identidades trans y la necesidad de garantizar sus derechos siempre han existido.

Desde hace tiempo se ha hecho un llamado a las autoridades  para tomar acciones en pro del derecho a la identidad. Sin embargo, el actuar tanto del congreso como de las escuelas ha sido muy paulatino.

Se necesita hablar sí o sí de diversidad. Y no solo en el mes del orgullo, porque la diversidad existe todo el año, no solo en un mes. ¿Cómo es posible que hoy en día, la política siga lucrando con estos temas, en lugar de trabajar por ello? Si en los hogares no se habla de diversidad sexual, ¿en dónde sí? En dónde está la red de apoyo para las infancias y las adolescencias trans, si en las escuelas tampoco se habla de diversidad sexual. Es importante proteger y cuidar a las infancias y adolescencias por ser un grupo vulnerable, pero aún más cuando están en el proceso de buscar y descubrir su identidad. Para ello se deben adoptar medidas específicas que brinden un espacio seguro, incluso y de confianza para el desarrollo pleno de la infancia y adolescencia.

¿Lugar de la gente buena? en este punto me cuestiono sobre si estas palabras describen en su totalidad a la ciudadanía de hoy. Basta con preguntarse qué tanto ha avanzado Aguascalientes en materia de derechos humanos. No pretendo restarle importancia a los triunfos logrados por la ciudadanía; al contrario, reconozco la labor que se ha hecho, pero la lucha continúa y no va a parar hasta que prevalezca el pleno respeto a la dignidad humana.

Shopie es la primera adolescente en ganar su derecho a su cambio de identidad en el Estado, pero esto no termina con ella.

Al igual que Shopie, existen muchísimas más personas trans que buscan la garantía plena de sus derechos. El derecho es ahora una herramienta con la cual pueden acceder a una vida plena y libre de permitirse ser, el único problema es que puede llegar a ser tardado. En el caso de Shopie, se llevó casi un año para que ella pudiera hacer el cambio de su identidad. Es por eso que se sigue haciendo el llamado a las autoridades, para que las demás personas que quieran acceder al cambio de identidad, lo puedan hacer de una manera fácil y pronta.

Es un momento histórico, sí, pero también es un momento de crítica y para preguntarse si como madre, padre, personal docente, alumna, alumno, autoridad, estás haciendo lo posible por garantizar los derechos de las infancias y adolescencias trans.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.